31/03/2014 Montse Ferrer Masagué

Haz sitio al miedo

No sé si alguna vez habéis sentido miedo. Me refiero a aquel nudo en el estómago, aquel temblor en la voz, aquella tensión en las piernas, a la aceleración del corazón… Si puedes recordar algún momento en que hayas sentido miedo, seguramente sabes de qué hablo.

Esta emoción a menudo es una gran aliada y una temida enemiga, todo depende de cómo usemos sus señales, de cómo aprendamos a reconocerla y gestionarla.

Explican que lo que nos pasa cuando sentimos miedo es que nuestra amígdala (esa misteriosa parte de las profundidades de nuestro cerebro) queda absolutamente secuestrada y que tenemos dos reacciones automáticas: darnos a la fuga o bien quedarnos parados (en teoría, preparándonos para luchar…). Al fin y al cabo es la herencia de nuestra parte más primitiva y tiene como objetivo protegernos para nuestra supervivencia. Ahora bien, a menudo lo que nos da miedo queda muy lejos de ser una cuestión de supervivencia.

Pues nada, que el miedo nos da miedo y así puede que en ocasiones nos encontremos dando vueltas y más vueltas a situaciones cotidianas para evitar sentirla. Pero deja que te diga que esta estrategia, desgraciadamente, no te lleva a ninguna parte, porque no puedes hacer nada para evitar sentir miedo. De hecho esta estrategia sólo hará que el miedo se haga más y más grande, atrapándonos en una espiral descendente y profundamente negativa.

“Lo que hace falta, más que escapar o controlar o suprimir o cualquier otro tipo de resistencia, es comprender el miedo; es decir, observarlo, aprender sobre él, entrar en contacto directo con él. Tenemos que aprender sobre el miedo, no sobre cómo escapar de él.”

— JIDDU KRISHNAMURTI

Claro que no tengo demasiadas soluciones ideales ante esta situación que no pasen por, inevitablamente, enfrentarse al miedo, tener coraje, reconocer nuestra vulnerabilidad. El hecho de decidir hacerle frente te llenará de valentía, confianza y libertad. Esto no quiere decir que los resultados esperados se cumplan o no…solo querrá decir que has decidido dejar de ser esclavo de este miedo para empezar a ser el amo de tú mismo.

Decidir pasar por la incomodidad de sentirnos vulnerables, transitar la desagradable sensación del miedo, nos permitirá salir un poco de nuestros límites, hacerlos algo más grandes, disponer de más espacio, agrandar la zona de confort para hacer este círculo algo más grande, avanzando un pie hacia la incertidumbre. Inevitablemente este paso es el único que nos permite disponer de más libertad, para expresarnos, para vivir en un espacio algo más grande, para derrocar esos muros de protección que en ocasiones construimos y nos ahogan, y decidir ensanchar el horizonte.

Montse Ferrer

foto de geese

Tagged: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. artículos
  2. Haz sitio al miedo

Supera tu ruptura de pareja

Descarga el mini ebook con recursos que te ayudarán a dejar atrás el dolor y empezar a ser otra vez tú

¡Muy bien! En breve recibirás un email para confirmar que has sido tú quien nos ha pedido la información y descargarte el ebook

Estás más cerca de superar tu ruptura de pareja

Déjanos tus datos y nos ponemos en contacto contigo para proponerte una sesión informativa gratuita, presencial o por skype. Mientras tanto, descarga el mini ebook con recursos que te ayudarán a dejar atrás el dolor y empezar a ser otra vez tú.

¡Muy bien! En breve recibirás un email para confirmar que has sido tú quien nos ha pedido la información y descargarte el ebook. Es importante que lo confirmes o ¡no podremos contactarte!

Supera tu ruptura de pareja: ebook gratuito

Para que puedas empezar a superar tu ruptura de pareja, descarga el mini ebook con recursos que te ayudarán a dejar atrás el dolor y empezar a ser otra vez tú. Y si quieres más información sobre el programa, no tienes más que pedírnosla y podemos hacer una breve sesión informativa gratuita, donde resolveremos todas tus dudas.

¡Muy bien! En breve recibirás un email para confirmar que has sido tú quien nos ha pedido la información y descargarte el ebook. Es importante que lo confirmes o ¡no podremos contactarte!