15/07/2014 David Garcia Valls

¿Se está desmoronando nuestra relación? Nueve señales de alerta y cuatro cosas a intentar antes de rendirse

Llega el verano… ya hace unos días, de hecho, pero ahora es más probable que se acerquen las vacaciones… sí, sí, también para ti, con suerte, y es momento de pasar más tiempo con la familia, haciendo todo aquello que hemos ido poniendo en la lista de “pendiente” a la espera de esta época del año que, a veces esperamos con una mezcla de entusiasmo y miedo a partes iguales. También es tiempo de reencuentros, de compartir de nuevo con la pareja ratos y aficiones e inquietudes y conversaciones… y silencios y reproches y frustraciones. El hábito de la conversación íntima, fustigado a lo largo del año por prioridades no siempre reflexionadas, se vuelve un recurso incluso peligroso usado torpemente por una falta de práctica. Y la convivencia, la simple convivencia de tantas horas en las que nos desconocemos el resto de meses, nos muestra en todo nuestro esplendor… lo queramos o no.

Puesto que esta convivencia aumentada parece que se hace inevitable en estos días (a no ser que la relación haya tomado ya el camino de las zarzas, en cuyo caso este post también te podría ser útil), podemos aprovechar para convertirnos en observadores (muy buenos observadores… los mejores que podamos ser, nos jugamos mucho) e intentar detectar alguna de las señales que nos deberían hacer pensar que nuestra relación de pareja va por mal camino. Las señales son estas 9:

  1. Los dos discutís una y otra vez sobre lo mismo sin terminar de sacar nada en claro, y os sentís a la vez como los perdedores y que muy a menudo tenéis que defender vuestra posición
  2. Te sientes criticado y menospreciado por tu pareja bastante a menudo y eso te hace sentir menos que bien
  3. Te cuesta mostrarte vulnerable con la pareja y, cuando lo haces, se confirman tus miedos y te arrepientes de haber confesado tus sentimientos y deseos
  4. Uno de vosotros, o los dos, ponéis a vuestros hijos primero y esto os genera resentimiento y unos hijos exigentes
  5. No disfrutáis del tiempo que pasáis con la familia o los amigos del otro, y empezáis a socializar por separado, primero ocasionalmente entre semana, después se extiende a los fines de semana cuando se supone que podríais tener tiempo para vosotros como pareja
  6. Hay fantasmas de relaciones pasadas que van resurgiendo porque no se han gestionado correctamente cuando era el momento de hacerlo, reaccionando excesivamente a comentarios de la pareja que despiertan en ti recuerdos del pasado
  7. Vuestra necesidad de intimidad sexual es enormemente diferente, o raramente tenéis relaciones sexuales, el pegamento que nos une, la forma en que los adultos jugamos el uno con el otro
  8. Tu pareja y tú habéis empezado a seguir un patrón de perseguidor – evitador, que suele comportar, con el tiempo, la erosión del amor y la confianza entre vosotros debido a la carencia de intimidad emocional y sexual que se da al estar en armonía los dos
  9. Cuando no estáis de acuerdo en algo, rara vez resolvéis vuestras diferencias, caéis en la trampa de acusaros mutuamente y no os comprometéis ni os disculpáis. Como resultado, experimentáis menos proximidad y calidez

Un momento… todavía no está todo perdido

¿Te has sentido identificado con alguno de estos puntos? ¿Con más de uno? Oh, no… ¡¿con todos ellos?! No desesperes, antes de tirar la toalla, puedes intentar poner en práctica alguno de estos 4 recursos, o todos ellos:

“La mejor manera de que una expectativa se convierta en vergüenza o resentimiento, es pasarla por alto”

―BRENÉ BROWN

1. Deja de criticar tu pareja: habla de temas concretos, dice Gottman, te dará mejor resultado. Una queja podría ser “Estoy enfadado porque no me has dicho nada de los mensajes con tu ex, y acordamos que nos lo diríamos abiertamente”, mientras que una crítica a partir del mismo hecho podría ser “No me dices nunca la verdad. Cómo puedo confiar en ti?”

2. Practica a resolver los conflictos a medida que aparecen: no acumules resentimiento que podría cargarse tu relación. Sé responsable de tu parte en una discusión, evita ponerte a la defensiva y mostrar desprecio a tu pareja (también poniendo los ojos en blanco, mediante el sarcasmo, ridiculizándola…)

3. Fomenta el afecto físico y el sexo: el contacto físico libera oxitocina, la hormona de la vinculación que disminuye el dolor y da una sensación de calma. Se libera durante el orgasmo y con el contacto afectuoso y reduce los niveles de cortisol, la hormona del estrés

4. Nutre el afecto y la admiración por tu pareja: recuerda sus características positivas, incluso mientras lidias con sus carencias, y expresa tus sentimientos positivos en voz alta y clara a lo largo del día, varias veces. Busca un lugar común en vez de distanciarte cuando no estáis de acuerdo. Escucha su punto de vista y evita convertirte en un muro de piedra, desconectarte de la comunicación con la pareja

Como en todo, la práctica suele ser lo que hace la diferencia. La buena noticia, es que podéis empezar a hacerlo diferente en cualquier momento. La noticia mejor, es que, estadísticamente, ahora tenéis más tiempo que nunca para probarlo, al menos, hasta el año que viene… ¡animaos a llegar juntos!

Y si no acabáis de apañároslas vosotros solos, recordad que siempre podéis pedir ayuda… ¡que eso también se puede aprender! 😉

David Garcia

foto: Alison Christine

Tagged: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. artículos
  2. ¿Se está desmoronando nuestra relación? Nueve señales de alerta y cuatro cosas a intentar antes de rendirse

Supera tu ruptura de pareja

Descarga el mini ebook con recursos que te ayudarán a dejar atrás el dolor y empezar a ser otra vez tú

¡Muy bien! En breve recibirás un email para confirmar que has sido tú quien nos ha pedido la información y descargarte el ebook

Estás más cerca de superar tu ruptura de pareja

Déjanos tus datos y nos ponemos en contacto contigo para proponerte una sesión informativa gratuita, presencial o por skype. Mientras tanto, descarga el mini ebook con recursos que te ayudarán a dejar atrás el dolor y empezar a ser otra vez tú.

¡Muy bien! En breve recibirás un email para confirmar que has sido tú quien nos ha pedido la información y descargarte el ebook. Es importante que lo confirmes o ¡no podremos contactarte!

Supera tu ruptura de pareja: ebook gratuito

Para que puedas empezar a superar tu ruptura de pareja, descarga el mini ebook con recursos que te ayudarán a dejar atrás el dolor y empezar a ser otra vez tú. Y si quieres más información sobre el programa, no tienes más que pedírnosla y podemos hacer una breve sesión informativa gratuita, donde resolveremos todas tus dudas.

¡Muy bien! En breve recibirás un email para confirmar que has sido tú quien nos ha pedido la información y descargarte el ebook. Es importante que lo confirmes o ¡no podremos contactarte!